¿Cómo funciona una baja por coronavirus (Covid-19)?

ACTUALIZADO 22/04/2020

El Consejo de Ministros extraordinario reunido este domingo 29 de marzo de 2020 ha aprobado la paralización de las actividades no esenciales desde este lunes, 30 de marzo, y hasta al menos el próximo jueves 9 de abril en el que se establecen una serie de medidas extraordinarias con el fin de frenar el contagio del virus Covid-19.

El BOE fue publicado el 29 de marzo a última hora de la noche. Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19.

Principales cambios del RD-ley 9/2020 de marzo

Artículo 2. Medidas extraordinarias para la protección del empleo.

La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido.

ACTUALIZADO 27/03/2020

Entra en vigor el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

Procedimientos de un ERTE o reducción de jornada por COVID-19

Tipos de ERTE

Un Expediente de Regulación Temporal de Empleo o ERTE es un tipo de ERE que permite a las empresas reducir la jornada laboral o suspender los contratos de trabajo de manera temporal.

Puede motivarse por causas de:

  • Fuerza mayor o
  • Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, siguiendo el procedimiento establecido en el ET y en el RD 1483/2012, de 29 de octubre.

Actualizado 29/03/2020: Según el RD-ley 9/2020 de marzo en su artículo 2 no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido.

Actualizado 22/04/2020: Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo su Disposición final octava modifica el apartado 1 del artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, estableciendo que la fuerza mayor podrá ser parcial

¿Qué se considera como Fuerza Mayor?

El Real Decreto ha considerado situación de fuerza mayor la que tenga su causa directa en pérdidas de actividad derivadas de las distintas medidas gubernativas adoptadas como consecuencia del COVID-19, incluida la declaración de estado de alarma, que impliquen:

  • suspensión o cancelación de actividades
  • cierre temporal de locales de afluencia pública
  • restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías,
  • falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad,
  • situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla
  • la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados,

Las consecuencias que se derivan se detallan en el artículo 47 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre.

¿Quién decide llevar a cabo llevar a cabo un ERTE o la reducción temporal de la jornada del trabajo por Covid-19?

La empresa en base a las circunstancias actuales.

¿Cuál es el procedimiento de ERTE o la reducción temporal de la jornada del trabajo por Covid-19?

1. La empresa solicita el ERTE a la Autoridad Laboral competente (que será la determinada por el art. 25 del RD 1483/2012), y lo acompañará de:

  • un informe relativo a la vinculación de la pérdida de actividad como consecuencia del COVID-19
  • la correspondiente documentación acreditativa.

2. La empresa deberá comunicar su solicitud a las personas trabajadoras y trasladar el informe anterior y la documentación acreditativa, en caso de existir, a la representación de estas.

3. La autoridad laboral constatará la existencia de fuerza mayor que es la causa motivadora de suspensión de los contratos o de la reducción de jornada prevista en este Real Decreto.

4. La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de 5 días desde la solicitud, previo informe, en su caso, de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y deberá limitarse a constatar la existencia, cuando proceda, de la fuerza mayor alegada por la empresa.

5. La decisión final de llevar a cabo el ERTE o la reducción de la jornada laboral corresponde a la empresa y surtirán efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor. Por ejemplo, desde que la actividad de la empresa es suspendida por orden de la autoridad sanitaria en el marco de la crisis del COVID-19.

El Informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que es potestativo para la autoridad laboral (frente al carácter preceptivo que está establecido actualmente) y, de solicitarse se evacuará en el plazo improrrogable de 5 días.

¿Como se tramita la prestación de un empleado por una baja debido al Covid-19?

Los empleados afectados por un ERTE o reducción de jornada por el Covid-19 no tienen que solicitar cita previa con el SEPE para tramitar la prestación, ya que la gestión de su prestación se tramitará entre su empresa y  el SEPE.

Procedimiento de solicitud de prestación por parte de las empresa

¿Cómo las empresas deben solicitar la prestación en nombre de los
trabajadores?

1. Cumplimentar la solicitud colectiva con información relativa a:

  • la empresa
  • la persona representante de la misma y
  • las personas afectadas por la suspensión o reducción de jornada,
  • los datos necesarios para el reconocimiento de las prestaciones que se recogen en el siguiente modelo Excel facilitado por el SEPE.

Cómo rellenar el excel

  • Añadir tantos trabajadores como sea necesario en la parte inferior de la hoja.
  • Incluir SOLO los trabajadores en ACTIVO en la fecha de la suspensión o reducción de jornada (no a los que estén en IT, maternidad, paternidad, excedencia).
  • Nombre del fichero Excel: será el Código Cuenta Cotización del centro de trabajo, con sus dieciséis dígitos.

2. Remitir el formulario de solicitud colectiva

  • remitir un formulario por cada centro de trabajo afectado.
  • remitirlo a través del registro electrónico común de las administraciones públicas a la Dirección Provincial del SEPE en la provincia donde se ubique el centro de trabajo.

3. Remitir urgentemente el certificado de empresa de cada uno de los trabajadores, a través de certific@2, como habitualmente.

¿Cuánto puede durar el ERTE o la reducción de la joranda laboral por Covid-19?

Inicialmente durará 1 mes, hasta el 17 de abril porque el Real Decreto se publicó el 18 de marzo. Aunque podría prorrogarse por el Gobierno mediante real decreto-ley si las circunstancias lo requieren.

¿Existen trabajos susceptibles de sufrir un ERTE por Covid-19?

Únicamente los trabajadores cuyos contratos de trabajo estén directamente vinculados con la pérdida de actividad causada por la fuerza mayor.

El Ministerio de Trabajo ha elaborado una lista de 25 actividades susceptibles de sufrir un ERTE.

Sin embargo, es importante recordar que es una guía orientativa pues no aparecer en dicha lista no significa que la organización no decida iniciar el proceso de ERTE y que la Autoridad Laboral constate la existencia o no de fuerza mayor

ACTUALIZADO. 12/03/2020

Entra en vigor la norma que considera los aislamientos por coronavirus como baja laboral por accidente. https://www.expansion.com/economia/2020/03/12/5e69e633e5fdea44378b457c.html

Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19.

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-3580

Artículo 11. Consideración excepcional como situación asimilada a accidente de trabajo de los periodos de aislamiento o contagio del personal encuadrado en los Regímenes Especiales de los Funcionarios Públicos como consecuencia del virus COVID-19.

1. Al objeto de proteger la salud pública, se considerará, con carácter excepcional, situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para el subsidio de incapacidad temporal que reconoce el mutualismo administrativo, aquellos periodos de aislamiento o contagio provocados por el COVID-19.

2. En ambos casos la duración de esta prestación excepcional vendrá determinada por el parte de baja por aislamiento y la correspondiente alta.

3. Podrá causar derecho a esta prestación el mutualista que se encuentre en la fecha del hecho causante en situación de alta en el correspondiente Régimen Especial de Seguridad Social.

4. La fecha del hecho causante será aquella en la que se acuerde el aislamiento o enfermedad del mutualista, sin perjuicio de que el parte de baja se expida con posterioridad a esa fecha.

1 de marzo 2020

Actualmente se pueden dar casos de empleados en los que debido a la sospecha de posible contacto por coronativirus (Covid-19) y por tanto la posibilidad de estar infectados, se ven sometidos al aislamiento preventivo.

El pasado 26 de febrero, la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, adoptó el Criterio 2/2020.

La pregunta que se plantean algunos departamentos de RRHH es ¿cómo se gestiona las bajas o ausencias del empleado por Coronavirus? ¿Se considera baja por gripe común?

Dada esta situación excepcional, desde la Seguridad Social aclaran este punto.

¿Qué personas son las afectadas?

Empleados de los que se sospecha que podrían estar infectados, no lo están aún pero según el protocolo tiene que permanecer aislados.

Lo que detalla la Seguridad Social es que esta situación es excepcional en tanto que los trabajadores no están afectados en sentido estricto por un accidente o por una enfermedad laboral, al menos hasta que se confirme y se emite un diagnóstico.

Dicho diagnóstico sucede en un lapso temporal en el cual deben estar vigilados y recibir la correspondiente asistencia sanitaria.

¿Cómo se gestiona la baja por cuarentena por Coronavirus?

Los periodos de aislamiento preventido a empleados como consecuencia del Covid-19, serán considerados como “Situación de Incapacidad temporal derivada de enfermedad común”.

Por tanto, durante este periodo los empleados tendrán derecho a las correspondientes prestaciones de acuerdo a las normas del Régimen de la Seguridad Social en el que se encuadre el empleado.

Según Criterio 2/2020 se adopta lo siguiente:

Uno.- Los períodos de aislamiento preventivo a que se vean sometidos los trabajadores como consecuencia del virus SARS-CoV-2, serán considerados como situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común, y durante los mismos los afectados tendrán derecho a las correspondientes prestaciones, cumplidos los demás  requisitos en cada caso exigidos, y en los términos y condiciones establecidos, por las normas del régimen de la Seguridad Social en que se encuentre encuadrado el trabajador.

Dos.- Cuando la protección de la incapacidad temporal por contingencias comunes esté prevista como mejora voluntaria, lo establecido en este Criterio será de aplicación únicamente a los trabajadores que se hubieran acogido a dicha mejora.

Tres.- Lo previsto en este Criterio será de aplicación con respecto a todas las situaciones de aislamiento preventivo producidas desde la detección del virus SARS-CoV-2.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
%d bloggers like this: