“Me voy aquí te dejo mi carta de renuncia”. Es lo que dijo Pedro extendiéndome un sobre blanco en mi despacho. Me pareció oír que seguía ...