Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

¿Cómo medir la calidad del aprendizaje en un MOOC?

Uno de los comentarios recurrentes y entre bambalinas en el evento que acudí la semana pasada “MOOC: ¿un fenómeno ocasional o una revolución en el mundo de la educación?” es cómo medir la calidad del aprendizaje en un MOOC. Y es que se hace muy difícil evaluar el aprendizaje y certificar la calidad de la misma con la cantidad de alumnos matriculados. ¿Podemos o no podemos garantizar un mínimo de calidad en un MOOC?

El número de abandonos, un reto a superar en los MOOC

Uno de los retos en los MOOCs es revertir el número de abandonos (dropouts). Sin embargo, tal y como comentaba Vanesa Daza directora del MOOC Decodificando álgebra es un fracaso depende de cómo se analicen los números. Está claro que muchos son los que se apuntan porque son gratuitos, otros se apuntan sin más interés que la de curiosear pero no para llevar a cabo la formación. Pero que se apunten 10.000 personas y lo terminen con 2.000 ¿no debería considerarse también un éxito?

Mooc

¿Cómo garantizar la calidad de la enseñanza-aprendizaje en un MOOC?

Algunos se preguntan cómo vamos a medir la calidad de la formación si no podemos garantizar una atención individualizada.  Ante esta pregunta se me ocurren diversas maneras y seguro que vosotros como lectores encontraréis algunos más:

  • Mediante evaluaciones sumativas: esto son pruebas que permitan al alumno y a los docentes evaluar el grado de asimilación de los contenidos al finalizar un módulo, un capítulo quizá. Todo depende del planteamiento de la formación.
  • Mediante evaluaciones formativas: al final del mooc realizar un test final

Ambas pruebas pueden automatizarse por supuesto, lo cual evitaría las esperas en cuanto al resultado. El principal problema con los tests es que hay que saber realizar buenas pruebas de evaluación ya que muchas se centrar en evaluar el primer y segundo nivel establecido en la Taxonomía de Bloom y muy pocas pruebas de evaluación consiguen llegar a los estadios superiores.

El principal problema con los tests es que hay que saber realizar buenas pruebas de evaluación

Por si os interesa os dejo este slideshare sobre cómo aplicar la Taxonomía de Bloom aplicada en los sistemas de evaluación (EN):

[slideshare id=14078006&style=border:1px solid #CCC;border-width:1px 1px 0;margin-bottom:5px&sc=no]

Nuevas formas de evaluar

Sin embargo, una afirmación que hizo el sr Albert Sangrà es cómo vamos a evaluar un ensayo por ejemplo esto sí que no podemos automatizarlo. Un docente no va a tener el tiempo disponible para evaluar un ensayo de 1000 alumnos a lo cual le doy la razón. Es muy complicado.

Por eso otra manera que se me ocurre de facilitar esta tarea es utilizar el poder de los pares, el Peer Assessment o lo que es lo mismo, que sean los propios alumnos que evalúen el trabajo de los otros alumnos.

Tuve la ocasión de probar esta metodología siendo alumna del MOOC sobre Gamification de Kevin Werback. Consiste en que a los alumnos se les facilita una rúbrica y un número determinado de evaluaciones a evaluar. A partir de las instrucciones y lo establecido en la rúbrica, los alumnos evalúan el trabajo de los otros.

Esta es una práctica que me parece que además de ser una buena herramienta para resolver tiempos en la evaluación de actividades es una actividad formativa de gran valor para los alumnos. Me explico.

Cuando los alumnos realizan cursos online y elaboran trabajos a veces no tienen acceso a qué han hecho el resto de alumnos y no pueden comparar sus propios trabajos con los otros. O si tienen acceso no disponen de herramientas suficientes como para comparar entre lo que han hecho y lo que han hecho los otros.

En cambio con este sistema ven ejemplos de cómo desarrollar un mismo trabajo desde otro punto de vista, les permite comparar su trabajo con el suyo y les facilita herramientas para valorar si un trabajo es mejor que otro (según la rúbrica facilitada) y así dar ideas de cómo hacerlo mejor la próxima vez.

Otros métodos de evaluación son los ePortfolios que no es más que una recolecta de lo aprendido durante el curso. Imaginemos el caso de un fotógrafo profesional, éstos son los primeros en tener un portfolio pues sin él nadie sabría lo que son capaces de hacer. Un ePortfolio en formación es un conjunto de recursos que permiten demostrar qué ha aprendido una persona.

La inteligencia artificial ¿el futuro de los MOOCs?

Parece que la MIT si no recuerdo mal está desarrollando una plataforma que sería capaz en un futuro resolver la corrección de ensayos por ejemplo.

Los buscadores como Google por ejemplo funcionan por palabras clave. Es decir, ponemos palabras asociadas a las que queremos encontrar y Google nos devuelve un conjunto de páginas web asociadas a las palabras clave que le hemos indicado.

Con la Inteligencia Artificial y aplicado en este campo la idea sería que el propio ordenador tuviera la capacidad suficiente para entender oraciones completas y no únicamente palabras.

Conclusión

Los MOOC están agitando el mundo de la formación, dando más versatilidad a nuestras empolvados sistemas de educación. Quizá todo esto sea una moda, sea pasajero, pero lo que está claro es que el mundo evoluciona, las necesidades y las formas de aprender son tan maleables que nosotros, docentes, educadores, formadores también tenemos que ser flexibles, absorber la información y transformarlo en algo significativo para el bien de nuestra sociedad futura.

Rosalie Ledda

Soy Pedagoga especializada en el diseño e implementación de formación en modalidad online (elearning), blended o presencial. Actualmente estoy cursando un master en Dirección y Gestión de RRHH en la UOC (máster seleccionado finalista en los premios RRHH Excellence Awards 2015). Cuento con 10 años de experiencia en el ámbito de la consultoría y la gestión de proyectos educativos de alcance nacional e internacional. Me considero una profesional con gran capacidad para gestionar proyectos, con capacidad analítica para la detección de necesidades de formación y definir estrategias específicas orientadas a objetivos. Mis compañeros me definen como un persona flexible, ordenada, emprendedora e innovadora.

More Posts

Follow Me:
TwitterLinkedInPinterestGoogle PlusYouTube

6 thoughts on “¿Cómo medir la calidad del aprendizaje en un MOOC?

  1. No es que no sepa trabajar en línea. Así hice dos diplomados y una maestría, pero he desertado de todos los MOOC que he iniciado ¿Por qué? Son aburridísimos, solemnes, acartonados y, por lo general, de libro o sea hechos con mentalidad teórica, aunque tengan supuesto enfoque práctico. Ahora estudio uno español, MOOC CDigital, y las dos semanas me han parecido divertidas e interesantes. Basan la interactividad en Facebook y Twitter, no en los foros que nadie ve. Siento que será el primero que terminaré.

Leave a Reply